Crear el nombre de tu empresa, tu identidad comercial

Crear el nombre de tu empresa, tu identidad comercial

¿Qué hay en un nombre? Una identidad comercial. El nombre que selecciona para tu negocio, producto o servicio explica lo que eres o lo que vendes. Identifica lo que te distingue en el mercado.

logo-1Puedes generar nombres tu mismo o consultar a una agencia de publicidad, a un servicio de diseño o a una firma de mercadotecnia que se especialice en nombres comerciales. De cualquier manera, es mejor empezar examinando los nombres de empresas y productos que circulan a su alrededor y evaluando su efectividad.

Como generar nombres para tu empresa
El primer paso para la generación de nombres de empresa consiste en identificar entre tres y cinco atributos o beneficios que hacen de su compañía a algo “especial”.

Puede tratarse de una característica destacada y “vendible” común a todos tus productos o servicios, el rango de especialización de su inventario o beneficios claves para el usuario, tales como obtener ventajas económicas o sacarse de encima preocupaciones. En suma, son los motivos por los que a los clientes les conviene elegirte en vez de a tus competidores.

Para cada rasgo de personalidad o cada beneficio, haz una lista de todos los nombres que se te vengan a la cabeza. Pueden ser palabras o frases asociadas al beneficio o rasgo. O pueden ser palabras que aluden a ciertas ideas u objetos, los cuales a su vez se asocian a ese rasgo o beneficio. Es lo que pasa con el nombre de una corporación de alta tecnología a, por ejemplo: Oracle (que significa “oráculo”): evoca la capacidad de anticiparse al futuro.

Cómo generar nombres para tus productos y servicios
De modo similar a los nombres de empresa, los de los productos y servicios deben sugerir un beneficio para los clientes o un rasgo de personalidad. Más que en el caso de los nombres de empresa, es preciso que los asignados a productos y servicios sean poderosamente competitivos. También, estudia cuidadosamente a la competencia a fin de que el nombre comunique una ventaja de la que los demás carecen, o exprese la misma ventaja de una forma más persuasiva.

11Por último, encuentra una palabra o frase que identifica a tu producto, como “bocadillos saludables” o “servicio de nóminas” y cerciórate de que el nombre que hayas elegido suene bien junto con esos identificadores.

El estilo de letra que se emplea también influye, porque marca un tono que puede ser tan portador de significado como las mismas palabras.

Las tipografías manuscritas con trazos de letra inglesa suelen utilizarse para transmitir elegancia, reforzando ese aspecto del nombre o dando una nueva dimensión a un nombre que en si  mismo no era especialmente elegante.

Prepara y somete a prueba una lista breve
Con otras dos personas, como mínimo, repasa todos los nombres generados y redúcelos a diez o quince candidatos. Resulta útil escribir los nombres en tarjetas sueltas y dejarlas desplegadas durante algunos días para que puedas convivir con los nombres y llegar a conocerlos.

33Cuando juzgues nombres, asegúrate de pronunciarlos en voz alta.

Después de terminar la lista breve de nombres, pruébala con extraños o clientes en perspectiva. Pídele a esas personas no solo su orden de preferencia, sino cuales son las ideas a las que asocian cada uno de los nombres y otorgue el peso mayor a las opiniones de sus clientes potenciales. Eso se llama hacer un test de producto.

Por último, después de compilar toda esa información, quédate con una lista de los seis o más nombres que obtuvieron mejor aceptación y empieza a buscar si están protegidos por marcas registradas o disponibles para ser usados. No sea que te lleves la sorpresa de que existe y tengas que volver a empezar.

Luego, desarrollar la idea de la empresa en forma de un plan de negocios, contarás con la suficiente información sobre su propuesta comercial, sus potenciales clientes y competidores.

Para crear un nombre de empresa, se debe combinar la creatividad con los aspectos formales que definen la naturaleza misma de la firma y su mercado.

El nombre debe atraer la atención y generar confianza a sus potenciales clientes. Ello implica desechar todo aquello que no es propio para su mercado objetivo.

De acuerdo al posicionamiento buscado, estos objetivos pueden lograrse siguiendo reglas sencillas:

••••••••••

1. Cuánto más corto es el nombre, más impacto genera. Los nombres compuestos por múltiples palabras tienden a diluir los posibles rasgos fonéticos presentes, reduciendo su recuerdo.

2. Elije nombres fáciles de pronunciar: Cada palabra tiene una “musicalidad” particular. Su acentuación, longitud, cantidad y distribución de vocales y consonantes generan sonidos más o menos agradables y recordables. Evita los nombres que generan duda a quien debe leerlo.

3. Decide qué comunicar, y hazlo efectivamente: El nombre puede utilizarse para comunicar el valor fundamental de la empresa, su razón de ser, una tecnología, una imagen, un mercado objetivo, una necesidad. Es fundamental que el nombre resultante lo comunique efectivamente. Muchas veces se cae en abreviaturas que no son significantes para quien las lee. Otras veces se involucran alegorías que requieren una explicación posterior.

224. Los nombres evocan imágenes inmediatamente: Asegúrate que tu nombre evoque las imágenes adecuadas para su mercado. Evite conflictos entre el concepto a comunicar y las imágenes que pone en juego.

5. Se original, pero no al punto de la falta de sentido: El lenguaje es un conjunto de convenciones. Si denomináramos a una empresa “XXXXXX” seríamos originales, pero ciertamente no daría ninguna orientación respecto a la naturaleza de los productos y servicios que presta.

Se trata de que el nombre hable al cliente de la ventaja principal del producto. Un nombre que no dice nada, no tendrá la fuerza suficiente para penetrar en la mente de la gente. Por esta razón es importante considerar que en lo posible, el nombre debe evocar la palabra clave de la marca.

Un nombre como Duracell para una pilas alcalinas es acertado, sobre todo si la ventaja clave de está es “mayor duración” que el resto que la competencia. También Nike (la diosa de la “victoria” en la cultura griega)para unas zapatillas cómodas que lo usan los mejores deportistas del mundo. O tal vez Ray-Ban (un juego de palabras que en inglés se entiende como “prohibido los rayos”). 

En resumen, tratar de encontrar un nombre “casi” genérico es la clave.

Porque puede ocurrir que uno se pase a un nombre completamente genérico. A la larga esto no es lo más apropiado.

Sugerencias: justo cuando estés intentando crear el nombre, por supuesto ya definidas las palabras claves de la marca, conviene que hagas ciertas “combinaciones” o “fusiones” de estas palabras..

Elige un nombre que sea simple y corto

Esto es totalmente cierto acerca de un nombre memorable.

Cuanto más simple el nombre, más pegadizo será en la mente de la mayoría de la gente.

Para advertir este punto, primero es necesario comprender cómo funciona la mente humana. La mayoría de las mentes (el mercado) detestan la complejidad. A mayor saturación psicológica, la mente se cierra más. Pero un nombre memorable “abre” el proceso de posicionamiento.

Y la mejor forma de entrar en la mente es simplificando el mensaje.

Un nombre único iniciará el proceso de posicionamiento más fácilmente. Esta idea también es aplicable a los proyectos en Internet. En la Web, el tamaño corto del nombre es una ventaja competitiva.

Sugerencias: Trata de usar palabras fáciles de recordar, incluso si son inventadas. Si te es posible encontrar un nombre de 2 sílabas, mucho mejor (por ejemplo: Red-Bull, Goo-gle). Esto ayudará eficazmente en la construcción de la marca. No hay que preocuparse mucho de la parte literal del nombre, lo que importa es un buen sonido.

Elige un nombre que no se asocie con ninguna ubicación geográfica.

Algo importante a tener en cuenta es que, si se va a crear una marca internacional, hay que tener especial cuidado en que el nombre no tenga una connotación negativa en otro país o en el mercado que se quiere ingresar. Lo que funcione en un país, no necesariamente funcionara en otro.

Sugerencias: esta idea también vale para algunos nombres completamente genéricos. Por ejemplo no intentes colocar la palabra “DVD” al nombre de tu negocio. Puede más temprano que tarde, está tecnología sea reemplazada por otra, como sucedió con el VHS. Tu nombre de marca quedará obsoleto.

Para finalizar, evita usar nombres que se parecen o suenan al de la competencia (el único beneficiado es la marca del competidor). Evade los nombres con iníciales.

Bitacoras: , , , ,

Autor

Artículos Relacionados

¿Podemos Ayudarte?

Taiko Solutions crea soluciones a la medida de cada necesidad. Por eso, cuanta más información nos facilites más sencillo será saber cómo ayudarte. Rellena nuestro cuestionario de proyecto (no te parezca demasiado largo, ¡es necesario para poder darte la respuesta adecuada!) y te daremos la respuesta personalizada que buscas.

Te llamamos


No deseo recibir información comercial en el futuro ni que mis datos sean incorporados a su base de datos
He leído y acepto la Política de privacidad